top of page
  • Foto del escritorEl Centinela del Norte

Quién fue Eusebio Ayala Bordenave?

Eusebio Ayala Bordenave (Barrero Grande, Departamento de Cordillera, Paraguay, 14 de agosto de 1875-Buenos Aires, Argentina; 4 de junio de 1942) nacido como Eusebio Ayala, fue un abogado, periodista, diplomático y políticoparaguayo que asumió en dos oportunidades la presidencia de la República: del 7 de noviembre de 1921 al 12 de abril de 1923, y del 15 de agosto de 1932 al 19 de febrero de 1936. Es conocido como el "Presidente de la Victoria", por su papel durante la Guerra del Chaco.





Vida privada

Nació en Barrero Guasú (Barrero Grande), hoy llamado Eusebio Ayala, Paraguay, el 14 de agosto de 1875. Sus padres fueron Abdón Bordenave y Casimira Ayala, una humilde adolescente de 19 años, analfabeta, que de niña había soportado las penurias de las mujeres durante la guerra de la Triple Alianza. Era hermano, por parte del padre, de Juana Concepción, Enrique, Rosa, Elena y María Bordenave. Se casó con la francesa Marcelle Durand, con la que tuvo un hijo al que llamó Roger Ayala Durand.

La escolaridad primaria la realizó en su pueblo natal, con su tía Benita. Luego se trasladó a Asunción, donde trabajó de cadete en una tienda. Sobre la base de su propio esfuerzo pudo ingresar al Colegio Nacional de la Capital donde se recibió de bachiller en 1896.

Ejerciendo el título de perito comercial consiguió cátedras en colegios, mediante las cuales pudo solventar sus gastos en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional, donde se graduó de doctor en Ciencia Social y Derecho en 1904, defendiendo una tesis sobre "El Presupuesto Nacional".

Una vez concluida su formación universitaria, realizó varios viajes a Europa. En el primero de ellos fue como secretario de embajada a Gran Bretaña por tres años, tiempo en el que llegó a dominar perfectamente el inglés y el francés, perfeccionando, además, su formación filosófica y cultural.

En París conoció a su futura esposa, Emilia Marcela Eugenia Durand. Ella había nacido en Tours, Francia, el 16 de enero de 1889 y muy joven había contraído matrimonio con un joyero parisino que se suicidó por problemas mentales sin tener descendencia. Se casaron en Buenos Aires por civil y cuando volvieron al Paraguay, ya con un hijo de ocho años, por razones sociales tuvieron que casarse por iglesia en lo que se conocía como "matrimonio secreto". El casamiento se realizó en forma confidencial el 27 de diciembre de 1922 y estuvo a cargo de Monseñor Bogarín. Emilia Durand vivió hasta sus últimos días en el Paraguay demostrando el gran amor y respeto que tuvo hacia él. Falleció en Asunción el 20 de abril de 1954. Sus años junto al estadista quedaron plasmados en su libro “Recuerdos".


Trayectoria

A su regreso al Paraguay, dictó cátedra de Derecho Penal y Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho y fue Rector de la Universidad de Asunción.

Como periodista trabajó en El Diario y en El Liberal, y más tarde fue director de la Revista de Derecho y Ciencias Sociales. José P. Guggiari lo nombró embajador en los Estados Unidos. Se lo recuerda, además, como el único paraguayo de esa época que dictó una conferencia en La Sorbona, de París, sobre el uti possidetis, figura jurídica que sería utilizada por el Paraguay en su litigio con Bolivia sobre el Chaco Boreal. Lo hizo en un claro y correcto francés. Fruto de sus investigaciones en materia de finanzas, escribió un libro al que llamó “Temas monetarios y afines”, en 1917.

Murió en Buenos Aires el 4 de junio de 1942 y en conmemoración, el 17 de junio de 1942, la vieja calle San Lorenzo fue bautizada con su nombre, al igual que su pueblo natal.


Gobierno

A raíz de la renuncia de Manuel Gondra, como consecuencia de una crisis política y la imposibilidad de que el vicepresidente Félix Paiva formara un gobierno, el Congreso Nacional lo nombró presidente provisional, el 7 de noviembre de 1921, cargo que ejerció hasta su renuncia presentada el 9 de abril y aceptada por una sesión extraordinaria del Congreso el 11 del mismo mes de 1923, en momentos sumamente difíciles para el país pues tuvo que gobernar en los anárquicos días de la Guerra civil de 1922-1923.

Asumió su segundo gobierno el 15 de agosto de 1932, días antes de que se iniciara la guerra del Chaco (1932-1935). Durante la misma visitó varias veces el frente de batalla y se ganó el título de “Presidente de la Victoria”.

La guerra consumió toda la energía de su gobierno. Los tres grandes pilares de su política fueron: la excelente relación con el responsable de la conducción militar de la guerra, José Félix Estigarribia; la administración rigurosa de los recursos económicos del país para solventar el conflicto bélico y la dirección diplomática para alcanzar la paz en las mejores condiciones posibles. También se realizaron algunas obras y la oficialización de la versión restaurada del Himno Nacional.

El 17 de febrero de 1936, meses antes de finalizar su período presidencial, fue derrocado por un movimiento militar. Fue apresado y exiliado del país, pasando a residir en Buenos Aires.


Trayectoria política

En su larga carrera política fue asesor jurídico de importantes empresas, diputado, senador, ministro de Hacienda, Justicia, Culto e Instrucción Pública y Relaciones Exteriores.

Se afilió al Partido Liberal en 1908 y militó en el sector “radical”. Durante la presidencia de Emiliano González Navero, en 1909, fue designado canciller, cargo que ocupó también en otros gobiernos posteriores. También fue uno de los fundadores de la Sociedad Paraguaya del Derecho Internacional y fue nombrado delegado de la Conferencia Internacional Financiera, realizada en Buenos Aires en 1916.


El destierro y sus últimos años

Acompañado por el general Estigarribia, Eusebio Ayala, dejó el Paraguay el 5 de septiembre de 1936, rumbo a Buenos Aires, donde lo esperaban su esposa y un recibimiento con todos los honores.

Se afirmó en sus actividades para el año 1938. Se integró a un importante estudio de abogados de Buenos Aires, dirigió la Cámara Argentino–Paraguaya y escribió para el diario local La Razón. Ayala volvió a hacer algunos viajes a Asunción por cuestiones de trabajo, circunstancias que aprovechó para visitar a su hermana.

El 28 de septiembre de 1992, los restos de Eusebio Ayala llegaron en un vuelo especial al aeropuerto internacional Silvio Pettirossi desde Buenos Aires. Un vehículo de las Fuerzas Armadas transportó la urna hasta el Palacio de López, al saludo de las banderas paraguayas. Al día siguiente fueron colocados en el Panteón Nacional de los Héroes de Asunción.





Bibliografía


246 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page