top of page
  • Foto del escritorEl Centinela del Norte

Buscan aunar esfuerzos para frenar violencia de pandillas juveniles en Boquerón.

Representantes y autoridades de diferentes instituciones del distrito de Boquerón se reunieron a fin de articular una solución ante la ola de violencia generada por pandillas juveniles dentro de la comunidad nativa Cayin O Clim. Como primera medida identificarán y entregarán a la justicia a los agitadores que ya poseen antecedentes y reforzarán los controles en la zona afectada.


César González, intendente de Boquerón posterior a la reunión.


En la reunión convocada en la sede de la cooperativa Neuland participó personal policial, agentes de seguridad interna, representantes de la cooperativa, la Fiscalía, del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) así como líderes de la comunidad Cayin O Clim para coordinar una solución a la situación que afecta gravemente tanto a la comunidad misma como a los vecinos de barrios aledaños a la comunidad Nivaclé. No se permitió participar de la reunión a ningún representante de los vecinos afectados.


El fin de semana último en la comunidad Cayin O Clim tanto integrantes de la comunidad como vecinos que viven en los barrios cercanos a la zona vivieron momentos sumamente tensos debido a una seguidilla de hechos vandálicos de las pandillas juveniles, quienes quemaron la camioneta de la comunidad nativa y se agredieron con piedras y otros objetos, amenazaron también a vecinos de la zona ya que de a poco, también salen fuera de la comunidad.


Según relato de vecinos y testigos estas pandillas están conformas por jóvenes de dos bandos denominados Jedes y Ramseros, los cuales constantemente se violentan entre si, hay registro de heridos con armas blancas, honditas, proyectiles que contienen clavos, garrotes y otros.


Muchos afectados coinciden en que la situación de violencia no es nueva, más bien lleva varios años incubándose, las grescas se iniciaron por una cuestión de desacuerdo entre familias (clanes) dentro de la comunidad por desavenencias internas y evolucionó hasta convertirse en una situación permanente de violencia que involucra al grueso de jóvenes y menores de edad de la localidad, sin que la comunidad nativa pueda tomar medidas (como las normas de su propio derecho consuetudinario) para disciplinar o expulsar a los involucrados.


“Se hablaron de varios temas relacionados con la inseguridad y la violencia y vamos a hacer un trabajo en conjunto, pero necesitamos que los líderes y miembros de la comunidad nativa colaboren con nosotros dándonos información, ellos tienen identificados a los cabecillas pero tienen miedo de hablar”, refirió el intendente de Boquerón, César González.


Mencionó además que también participaron de la búsqueda de soluciones representantes de la Codeni dado que una de las instituciones aledañas a la comunidad estaba con las clases suspendidas y otra escuela de más de 100 alumnos tuvo la asistencia de menos de 40 niños en los días más intensos del enfrentamiento entre pandillas.


Los locales nocturnos que operan dentro de la comunidad indígena según difundieron serán intervenidos, agregaron que reforzarán los controles en las zonas afectadas pero hasta el momento no se solicitó el refuerzo de personal policial ni intervendrían fuerzas del orden desde la capital del país, sino que apelarán a personal dentro del departamento. “Son tres clanes plenamente identificados y vamos a apelar a que se entreguen”, dijo González.


Por su parte, los vecinos que habitan en la zona limítrofe con la comunidad Cayin O Clim se mostraron disconformes por no participar de la reunión. “No se nos dejó participar siendo nosotros los afectados, no estamos con intención de atropellar y solo queríamos que nos escuchen, no nos dejaron pasar”, mencionaron.



Fuente: ABC Color

722 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page